Andanzas por el páramo

sábado, noviembre 29, 2008

Boada de Campos

video

Una tarde soleada y fría del mes de Noviembre por tierras palentinas..

Aparente soledad y silencio cuando avanzas por el camino hacia la laguna, y de repente se presenta ante tí la lámina de agua apenas visible por miles de Aves..

Sonidos familiares , escenas ya repetidas y no por ello menos hermosas te hacen sentirte vivo .

Una vez más el fenómeno de la migración vuelve a repetirse.

Os dejo una pincelada de como está la zona de Boada estos días.

Perdon por la mala calidad del video, pero aunque Pedro, no soy Almodovar.

Nos vemos..

martes, noviembre 25, 2008

Desolación

25 de Noviembre de 2008


El invierno ya se deja sentir ,con las primeras heladas, con las ramas de la mayoría de los árboles desnudas de hojas, las primeras heladas y los miles y miles de gansos que llegan a nuestras tierras y atraviesan los cielos dejando atrás las primeras nevadas del norte.
Pero también hay otro tipo de invierno que se deja sentir en nuestras emociones, no solo el viento helado y frío que atraviesa nuestro rostro, sino ese que deja huérfana nuestra mirada de vida, y el que silencia nuestros oidos con la inexistencia del sonido de nuestros campos.
Un paseo por estos campos castellanos por los que llevo bastantes años moviéndome, no dan lugar a la esperanza. Apenas se ven aves, sobre todo alaúdidos, es ya dificil contemplar Cogujadas, Calandrias, etc.., incluso este verano las Collalbas o las Tarabillas escaseaban. Un recorrido amplio te permite observar grupos numerosos de Urracas y Cornejas Negras allá por donde vayas, y la rápida huida de la Liebre hace tiempo que solo la guardo en mi memoria.
Nos quedamos sin "campo"; al aumento del regadío (es ya dificil observar terrenos donde no campen a sus anchas las tuberías de pvc o los pivots), la quema indiscriminada de rastrojos, desaparición de lindes, el envenenamiento másivo de las tierras fomentado por la Consejería de Medio Ambiente (probablemente la consejería más dañina para nuestros ecosistemas), se añade la desaparación de nuestro paisaje y nuestros horizontes por la masiva instalación de aerogeneradores allá por donde mires y con la permisividad de gran parte de la sociedad.
Se venden mucho y bien los espacios protegidos de cara al turismo y demás, pero el medio en el que nos movemos habitualmente y que forma parte de nuestra historia desaparece..., y eso se nota de año en año... y de día en día.
Tierras preñadas de vida , ahora se encuentran vacias, salpicadas aquí y allá de tubos llenos de veneno, o de agua malgastada...


Escenas como ésta que veis en esta foto de arriba de un grupito de Ortegas, o de Gangas o de un bando de Avutardas, pronto serán recuerdo de lo que algún día pudo disfrutar nuestra mirada.
Quizás sea el frío de estos días, quizás sea la edad o la rabia de ver como se utiliza la conservación y el medio ambiente como moneda de cambio de mercaderes que no saben lo que es el vuelo rasante de un Aguilucho Cenizo o el sonido de un grupo de Ortegas en vuelo..., pero que se les llena la boca con el desarrollo sostenible...
Pero es lo que siento y lo quería reflejar en este cuaderno de plumas.
Nos vemos...

lunes, noviembre 17, 2008

Al lado de casa..

17 de Noviembre de 2008

Sigue su curso el Otoño, entre chubascos, vientos, las primeras heladas, y millares de hojas amarillas esparcidas por el suelo.
No hace falta alejarse mucho de casa para poder apreciar esa atmósfera especial que se respira estos días. Un simple paseo por nuestro barrio o alrededores nos hace tomar contacto enseguida con la vida que bulle en él, tanto solos como con la compañía de una mano a la que estrechar la nuestra y compartir estas emociones.
Es época de setas y hongos, y hasta las más modestas tienen su punto de belleza, los que andamos siempre con la vista puesta en los cielos para descubrir a las aves, no está demás que descubramos también que la vida se asoma bajo nuestros pies.
Pequeños pajarillos andan en paso o han venido a pasar por estas tierras el invierno, y así descubrimos gran cantidad de Petirrojos, Mirlos, Currucas Capirotadas o Herrerillos Comunes que no paran de seto en seto, por los distintos jardines.

Tambíen es facil descubrir a Verderones Comunes saciando su hambre sobre unos cardos, disputándose la pitanza con Verdecillos, Jilgueros y Pardillos Comunes.
El otro día en una explanada de mi barrio milagrosamente aún sin estar ocupada por edificio alguno, y llena de vegetación, estuve disfrutando con las idas y venidas de un numeroso grupo de Gorriones Molineros (Passer montaus).

Incansables en busca de alimento y de una gran belleza. Estaban mezclados con algunos ejemplares de Gorriones Comunes y se ditinguen de éstos, sobre todo, por el pileo de color achocolatado y por esas manchas negras en las mejillas bien visibles.

En cualquier rincón o pequeño parque o jardin, puedes disfrutar de estos pequeñajos y a veces de escenas tan increibles como la que presencié cuando salía de trabajar hace unas semanas.
Un Cernícalo Vulgar persiguiendo a toda velocidad a un Gorrión común, en vuelo rasante por mitad del tráfico, incluso llegaron a entrar en un portal entre medias de algún vecino.
Al final el pequeñajo fué listo y buscó refugio en un seto que había en un parque infantil y el Cernícalo se dió por vencido.

Pues eso, a disfrutar de la cercanías de nuestra vivienda, de nuestro trabajo..., siempre hay algo que observar, que decubrir y por supuesto disfrutar.
Nos vemos...



domingo, noviembre 09, 2008

Villafáfila2

9 de Noviembre de 2008

El miércoles pasado aprovechando un día libre me acerqué de nuevo por Villafáfila a echar un vistazo. Tras las abundantes lluvias de las últimas semanas, el panorama ha cambiado bastante y ya pueden verse algunas lagunas con agua aunque aún falta mucho por llenar.
Día frío y con una niebla a primera hora de la mañana que afortunadamente tardó poco en desaparecer. Una lavandera Blanca me dió la bienvenida nada más llegar, y varios grupos de Cornejas Negras pululaban de aquí para allá.
Lo que si que me llamó la atención son las pocas Avefrías que había por la zona, donde habitualmente se las suele ver en gran número por todas partes.
Enseguida el sonido característico de los Gansos me llamó la atención, estaba en la charca que hay en la entrada del pueblo de Villarrín de Campos, y un grupo de estas aves aterrizó justo delante de mí...

Enseguida se pusieron afanosas en la limpieza del plumaje, y en hacer diversos estiramientos en patas y cuellos.., desde luego con esas distancias que se pegan no me extraña que buscasen relajarse, aunque eso sí, siempre algún ejemplar estaba alerta ante cualquier posible peligro.

Fué un rato agradable, el poder observar a este grupo en sus evoluciones, y compartiendo espacio con varios Azulones Comunes, un grupo de 8 Avefrías, un pequeño grupito de 6 Correlimos Comunes y 12 Correlimos Zarapitines.
Entre los ansares comunes observé un Ansar Careto.
Grupos de Bisibitas Comunes, y bandos de Jilgueros con Verderón Común andaban por los cardos de la orilla con gran algarabía, y también pasaron por allí 6 Gaviotas Reidoras en vuelo.
Después decidí acercarme por el Centro de intrepretación y alli pude observar esta Focha Común con collar amarillo, que parece ser que ha sido anillada por el Grupo Ibérico de anillamiento de León.

De nuevo por los caminos, bastantes Cernícalos Vulgares, algún Aguilucho Lagunero que otro y un par de Alcaudones Reales.



Los que si que son abundantes son los Milanos Reales que se pueden ver por todos los sitios, sobre todo posados en torres eléctricas, estacas de vallas, tejas ,etc...
Nunca dejan de sorprenderte por la belleza de su plumaje y sobre todo por ese vuelo tan elegante que se gastan.
Bastantes Estorninos Negros también por la zona, al igual que algún que otro Zorzal Comun.

Cerca del pueblo, al final de la laguna Grande, importantes grupos de gansos sesteaban al sol y compartían espacio con un bando de 150 Grullas, y varios cientos de azulones.
Pude observar tambíén 4 Tarros Blancos, Pato Cuchara, Anade Rabudo y un grupo de 8 Chorlitos Dorados.
En algunas tierras ya verdea el cereal, y por ahí andan dispersos tanto los Gansos como las Avutardas que ejercen de anfitrionas a los venidos del Norte.

Y sin más transcurrió la jornada, entre la curiosidad de los pequeños Cernícalos que andan de caza desde sus posaderos favoritos, el típico sonido del vuelo de las Grullas en sus desplazamientos, y el alboroto de los Gansos que llenan con su presencia este paisaje castellano.


Buena época para agudizar los sentidos, mirar al cielo, y no descuidar el suelo.. (por el barro, desde luego).
Nos vemos..















Contadores