Andanzas por el páramo

lunes, enero 18, 2016

Villafáfila 2016

16 de Enero de 2016


El Sábado pasado me acerqué por Villafáfila por primera vez este invierno. Ningún año me retraso tanto en acercarme a las lagunas desde hace unos 20 años que acudo a la zona.
Sigo habitualmente el foro de Naturzamora ,donde casi a diario puede uno informarse de como evolucionan las lagunas a lo largo del año y las especies que pueden observarse. Y este año debido a la escasez de lluvias  la cosa andaba bastante parada. Afortunadamente después de unos días de lluvias abundantes, el nivel inundado ha crecido bastante y las lagunas se han llenado.
Mañana fría, -4ºC al salir de Arroyo de la encomienda, donde vivo.Una de las pocas heladas que hemos tenido hasta la fecha, de esas que me gusta pasarlas en el campo.
Frío y cielo despejado.


Con los primeros rayos de sol llegué a Villalpando y de ahí camino de las lagunas. Pasado el cruce de Tapioles, un Esmerejón, cruzó rápidamente la carretera en vuelo rasante.
Se veían ya charcas a ambos lados de la carretera y los numeroso grupos de Avefrías eran las protagonistas.
Las charcas más pequeñas estaban congeladas y las lavanderas blancas se deslizaban sobre ellas con sumo cuidado.
Frío en la cara y en las manos, y un silencio roto por el sonido de un pequeño grupo de gansos que levantaron el vuelo cerca de mí. Un grupito de grajillas también se dejaban sentir.


La noche había sido dura, y una pareja de perdices, con la escarcha aún en sus plumas se ahuecaban aprovechando el primer sol del día.
Agua y más agua, el vuelo del Milano Real, el posado del Cernícalo Vulgar esperando el desayuno, pequeños grupos de Jilgueros moviéndose constantemente.


El Aguilucho Lagunero posado en tierra, con las montañas nevadas al fondo. El recorrido habitual por los caminos ,castigados por la lluvia pero en buen estado.
Tanta cantidad de agua dispersa a las aves y es más difícil observarlas agrupadas.
Me voy acercando a lo que queda de Otero de Sariegos.., al lado del observatorio sobre la laguna grande ,en lo que queda de un antiguo palomar, una pareja de Mochuelos se asoma tímidamente.


Uno de ellos no quiere salir en la foto y se deja caer por detrás de la tapia. El otro ejemplar se interesa por mis movimientos.
Agua y más agua. Gansos, Tarros Blancos, Avocetas, Gaviotas Reidoras, Patos cucharas y Azulones..

.
Con este nivel que tienen las lagunas, prometen una primavera muy interesante para la reproducción de muchas especies.


Mientras observo un grupo de Gansos, de repente se produce el estallido, la huida, la algarabía para posarse unos metros más allá.
Puro espectáculo lo que cualquier amante de las aves y de la naturaleza sueña  cada año con contemplar.
Desgraciadamente cada vez nos visitan en menor número y probablemente esos grandes bandos de gansos de los que disfrutamos desde hace algunos años, acaben desapareciendo de estas tierras. Es el peaje del cambio climático.


Una breve visita a las lagunas del centro de interpretación para observar de cerca a las aves que por allí se mueven.
Y alrededor de las 13.00 h camino de casa, no sin antes disfrutar de el vuelo coordinado y fantástico de los numerosos grupos de Estorninos que se dejaban ver.


Seguiremos acercándonos a tierras zamoranas.
Nos vemos..

1 Comments:

Blogger Juan Miguel Casas Cambero said...

Agua, frío, hielo, cielo despejado, agua y más agua.. vida en definitiva.
Así nos gusta a 'Ojolince y Sra.' disfrutar de Villafáfila!!
Buen resumen e imágenes que nos recuerdan que tenemos pendiente esta visita.
Un saludo.

8:53 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Contadores