Andanzas por el páramo

martes, agosto 21, 2007

Por el Cabo de Gata

21 de Agosto de 2007

Pues sí , me he escapado unos días de la semana pasada por Almería, provincia a la que soy asiduo desde que tenía unos 4 años y me llevaban mis padres allí cada verano y a la que considero mi segunda tierra después de Valladolid.
Hacía tiempo que no bajaba y siempre me ocurre lo mismo cuando vuelvo a un lugar tan especial para mí como El Cabo, el temor a que haya cambiado tanto que me desilusione....
La verdad, es que cambiar ha cambiado, mayores infraestructutas, más casas, más mercantilismo con la naturaleza, pero hay algo que no cambia: el caracter de sus gentes y su paisaje....
Tiene algo de mágico, de irreal. una luz dificil de describir si no la has vivido..., los azules de este mediterraneo son espectaculares...
Una imagen que viene a mi mente ,siempre que recuerdo " el cabo", es la pequeña iglesia de la Almadraba de Monteleva, al lado de las salinas, donde más cerca se encuentran los charcones de las salinas y la extensa playa....

A partir de aquí una pequeña carretera serpentea por la montaña, se va haciendo cada vez más estecha, en algunos tramos no caben dos coches.., a la derecha el Mediterraneo y al fondo te deja en el faro, con el misterioso arrecife de las sirenas a sus pies.
Si continuas adelante, sigues subiendo en apenas un par de kilómetros hasta una torre vigia y puedes observar esta maravilla de paisaje.., con la playa de Monsul al fondo......
Azul intenso, y una pequeña colonia de gaviotas en una de las rocas ..., algun alcatraz volando a lo lejos y aveces, con suerte algún delfín saltando entre las olas...
Aquí se acaba la carretera, y si quieres continuar hacia las calas, playas.. y demás secretos, tienes que hacerlo en bici o andando por sus caminos pedregosos.
Un lujo, ver kilómetros de litoral sin edificar......, esperemos que dure.


A la bajada del faro, una sorpresa: 2 Collalbas Negras... posadas en unos tendidos..; para uno de Castilla la vieja todo un regalo.
Al volver hacia las salinas, otra visión mágica: de un lado una playa enorme de la que no ves el final, y de otro los charcones de las Salinas, llenos de vida alada.
Es aconsejable acudir a observar aves a las salinas a última hora de la tarde, por dos motivos: porque hace menos calor y porque el sol te dará de espaldas y no te molesta en las observaciones. Las salinas tienen unos reyes: los flamencos..., a cientos les puedes ver durante todo el año, parece ser que no crían aquí ,aunque a veces lo han intentado y yo este año he visto a un ejemplar bastante joven, que bien pudiera haber nacido aquí. Utilizan las salinas para alimentarse y es curioso observar como remueven con sus patas el fondo para dejar al descubierto sus presas que absorven con ese pico tan característico.


La parte de las salinas que más cerca están del pueblo de la Almadraba, son utilizadas por miles de gaviotas como dormidero, vienen aquí cada atardecer casi todas las gaviotas de la bahía de Almería..; además es un buen lugar para observar a la Gaviota de Audouin.
También pude observar: Gaviota Patiamarilla, Gaviota Reidora, Fumarel Común, Avoceta, Cigüeñuela, Chorilejo Patinegro, Correlimos Común, Correlimos Zarapitín , y varios limícolas más.




Además de Vencejo Comun, Golondrina Común o Cogujada Montesina.....
La verdad es que no dediqué mucho tiempo a la observación de ves, por lo cual se me quedaron en el tintero otras especies que figuran por aquí, como la Alondra Ricotí, Alcaraván, Ortega o el Camachuelo Trompetero.
Así tengo disculpa para bajarme en una época más tranquila, y cuando tenga mi nuevo equipo de digiscoping al completo para poder hacer unas cuantas fotos.



Merece la pena pasearse por estos azules.., y llenarte de luz para coger energía, y como no compartir unas cañas y unas tapas con sus gentes.
Un libro interesante que te aproxima a la población de aves del Cabo de Gata es: " Las Salinas del Cabo de Gata, ecología y dinámica anual de aves en las salinas " de Hermelindo Castro Nogueira, gran conocedor del Parque; yo le compré hace unos 10 años y merece la pena.
Nos vemos..



1 Comments:

Blogger Para pensar: said...

Hola Pedro, yo estuve en el CAbo de GAta por las mismas fechas que tú. No lo conocía y me ha encantado. Espero volver. Además me quedan pendientes los camachuelos trompeteros que no fui capaz de verlos, aunque tampoco hice mucho incapié en las aves y disfruté más de su paisaje y de sus aguas costeras.
Goyo de Alauda

9:15 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Contadores