Andanzas por el páramo

viernes, agosto 14, 2009

Por el sur de Valladolid..

13 de Agosto de 2009

Mañana fresca que agradece el cuerpo sometido a los calores del verano. Salgo de casa un poco antes de amanecer, y pongo rumbo al sur de la provincia de Valladolid, a ver que es lo que se puede ver por allí.
El primero que aparece es el sol ,sobre las 7.20 de la mañana, y sus primeros rayos, nos dejan unos tonos fantásticos, tanto en los amarillos de los campos ya segados, como en los ocres del adobe o en el rojo de los ladrillos..
Primera parada a las afueras de un pequeño pueblo ( a ver si con la foto, alguien se anima a dar el nombre), una coqueta laguna o charca grande, anda muy animada a estas horas de la mañana.

Sobre todo el ir y venir de Fochas , Zampullines y Azulones y algunos jóvenes que se dejan " retratar" por el observador. Que importantes son estas charcas de las que gozan algunos pueblos castellanos, sobre todo en esta época de estío, donde el secarral y el polvo dominan todo el paisaje circundante.
Con esta nota de frescor y de vida en las aguas, dejo pasar los minutos en la contemplación de lo que allí ocurre, Golondrinas comunes pasan en vuelo rasante sobre la lámina de agua, para al cabo de unos minutos posarse en unos cables y comnezar la limpieza de su plumaje.
El único sónido que se escucha es el proveniente de las aves , y el motor de algún tractor en la lejania.., es estas estamos cuando una voz humana aparece en el paisaje..
Es el pastor que acaba de salir del pueblo y alecciona a su "pequeña tropa" para que emprendan camino tras él, sin vacilación las ovejas le hacen caso y casi en fila de a dos le siguen, a penas levantan polvo en la tierra, y pasan delante de mí en dirección contraria a la que yo tomo.
Sigo mi camino, por pequeñas y estrechas carreteras que serpentean entre campos amarillos salpicados de alpacas de pajas y grandes extensiones de girasoles que parecen darte los buenos días.
En las afueras de los pueblos, los grupos de gorriones comunes toman el primer baño de sol de la mañana entre las viejas tejas y el adobe, mientras que los curiosos Colirrojos Tizones se asoman detrás de alguna desvencijada ventana a aver lo que ocurre.
Ya la jornada comienza a despertar y varias furgonetas de reparto se cruzan conmigo y hombres del campo manipulan sus aspersores para que lleguen a todas partes.
El ave protagonista de la jornada es sin duda el Ratonero hasta 30 ejemplares distintos llegué a contar en las dos horas que estuve por ahí..
Sobre todo posados en postes de electricidad, de madera, en viejas construcciones o incluso subidos en las alpacas de paja, es la rapaz que se llevaba la palma, por encima incluso del Cernícalo Vulgar . A destacar que solo observé un Milano Negro en toda la mañana.
Los campos de girasoles, además de dar la nota de color, eran los que daban la verticalidad a este terreno complétamente plano.
Un grupo de Avutardas también se dejaron ver cerca del observador, incluso un par de Aguilas Calzadas de morfo claro en las cercanías de un pinar de Pino Piñonero.
Curioso este grupo de Cernícalos que estaba reposando en este poste eléctrico, estaba observándoles cuando una silueta grande y blanca llamó mi atención, una gran Aguila Culebrera planeaba cerca de ellos, y al final decidió posarse en otra torreta eléctrica un poco más allá. Una maravilla de ave, pero no lo suficientemente cerca para una buena foto.
También en esta mañana de Agosto pude observar los primeros Papamoscas Cerrojillos de la temporada, a penas 4 individuos, pioneros de los que nos visitaran en las próximas semanas.
Por último, no quiero terminar este relato sin comentar un hecho preocupante, en unas dos horas de recorrido, me encontré con varios animales atropellados: 4 conejos, 1 erizo, un zorro, una lechuza común y un buho chico. Una pena encontrarte con esta cantidad de atropellos, y en algunos casos de especies no muy abundantes. No estaría de más que se moderase la velocidad en estas carreteras secundarias, para evitar tantas muertes.
Nos vemos..






3 Comments:

Blogger Ars Natura said...

Hola Perdro,
me voy a mojar con el nombre del pueblo de la charca por el que estuviste.
Yo diría que es.... Aguasal.
Pasé por ese pueblo hace unos días cuando fui con Toño y Carlos a la laguna de Fuenete Olmedo.

Un saludo.

1:05 p. m.  
Blogger Carlos Arranz said...

Es Aguasal

12:00 p. m.  
Blogger Lourdes y Jesús said...

Muy agradable tu reportaje. Y tienes toda la razón de que debemos moderar la velocidad de nuestros vehículos cuando nos desplazamos por las carreteras secundarias, sobre todo en horas nocturnas. El domingo pasado viniendo del pantano de Encinas por un segundo no atropellamos a un mochuelo que apareció plantado en medio de la carretera. Veniamos despacio, pero nos llenó de preocupación la cantidad de coches que nos adelantaban muy por encima de la velocidad permitida de la carretera, esperando que el mochuelo u otro primo suyo no se les ocurriera volver a posarse en el asfalto.

Saludos!

Jesús

2:38 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Contadores