Andanzas por el páramo

lunes, noviembre 08, 2010

Extremadura..

6 y 7 de Noviembre de 2010

Extemadura nunca defrauda.., siempre que me acerco por esas tierras disfruto enormemente, no ya solo de las aves, mamíferos o sus paisajes, también de su gente. Y es por ello que llevo ya unos 20 años enfilando la Ruta de la Plata en cuanto puedo.
Y este fin de semana se habían conjurado todos los astros para que así fuera: el primer fin de semana completo que descansaba desde hace 3 meses, y que el tiempo por el norte no daba muchas garantías, no me hicieron dudar. ¡ a tierras extemeñas!

Por Pucela ya andamos sufriendo las nieblas, y hasta Salamanca fue una compañera blanca e inseparable; ya en tierras charras el sol hizo su aparición y no nos abandonaría prácticamente durante los dos días.
Primera parada en el Valle de Ambroz, Hervás y su entorno era un festival de colores: verdes, amarillos, ocres. etc...
Pasear por los castañares cercanos a la población y enfilar el " puerto de Honduras" subiendo poco a poco hasta dominar el valle es un auténtico placer en esta mañana de otoño que parecía primaveral. Escuchar el sonido de las castañas cuando caen del arbol, y el incesante caer de las hojas, acompañado por el rumor de un torrente y el canto del Petirrojo..
La mañana está para " degustarla" lentamente y cualquier escusa es buena para la parada: un mirador sobre el valle, el vuelo de un Milano Real, o la charla amable con un pastor de cabras en el monte.
Seguimos adelante y después de la parada para comer, nos dirigimos a Monfragüe.
La primera vez que vengo en esta época del año, y es por eso que me falta algo, quizás la Cigüeñas Negras, el vuelo de la Culebrera, o el ir y venir de Abejarucos o Golondrinas.
Pero enseguida se me pasa la morriña, porque Monfragüe , para mí, es algo más que un conjunto de animales en libertad.., es un cúmulo de sensaciones y una caja de sorpresas que nunca sabes lo que te va a deparar.
Los que no faltan a la cita son los Buitres Leonados con sus pasadas constantes y el sonido que emite el viento cuando pasa por las plumas de sus alas extendidas.
De vez en cuando un majestuoso Buitre Negro hace acto de presencia y las miradas se dirigen a él, se pierden en su vuelo.
Lugares conocidos, algún encuentro casual con personas conocidas que disfrutan igual que tú y como siempre el asombro de las personas que por vez primera se acercan a este rincón extremeño.
Los Buitres se solean en el acantilado y algunas parejas " acarameladas" se pican en el cuello suavemente.
Durante toda la tarde pudimos observar varios grupos de ciervas con cervatillos jóvenes por todo el parque, como los de la foto de la entrada.
Y no solo de aves vivimos los " pajareros", es por eso que en la mañana siguiente, disfrutamos de lo lindo en un curso de agua cercano de las idas y venidas de dos ejemplares de Nutria .
Un adulto y un ejemplar muy joven, estuvieron divirtiéndose y pescando a muy pocos metros de nosotros.
El adulto enseñaba a pescar al joven y cuando " pillaba" algun pez se lo daba para que lo comiese.
No hace falta decir que la hora que estuvimos disfrutando de esta pareja fué una de las más intensas que yo he vivido por estas tierras.
Las fotos no son muy allá ,pero valgan para mostrar una parte de las andanzas de esta pareja de nutrias.

En la misma zona había bastantes aves: azulones, zampullín común , Gaviota Reidora, Garza Real, Garceta común., Avefrías, Lavandera Blanca, Andarrios Chico, Archibebe Claro y sobre todo gran cantidad de Agachadizas comunes.

La mañana no estuvo nada mal, además pequéños grupos de Jilgueros y Bisbitas comunes amenizaban la estancia.
Y un ejemplar de Espátula común se dejó ver también por allí.

Dos días disfrutando hasta el último momento de luz de lo que la zona nos ofrecía, con un clima muy agradable, un colorido fantástico y unas luces para no perdérselas.

El Roquero solitario se despedía de nosotros en el " Salto del Gitano" aguantando ráfagas de fuerte viento como podía.
Pero la última despedida fué a la salida del parque cuando el trompeteo característico de un bando de Grullas en formación nos hacía levantar la mirada hacia arriba viendo como pasaban por encima nuestro a no mucha altura con las últimas luces de la tarde.
Volveremos.
Nos vemos..









2 Comments:

Blogger el castronauta said...

Vaya envidia Pedro, por aqui no se veia ni a 100 metros y alli, ese sol, esas nutrias!
A ver si te vemos por las reuniones y nos pones los dientes largos. Un saludo!

8:44 p. m.  
Blogger Jesús Del Valle said...

Hola Pedro, las tomas de las Nutrias pues te imaginas la envidia que generas...A mí Extremadura me parece la región más bonita de España, es todo tan genuino, tan valioso!

9:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Contadores