Andanzas por el páramo

lunes, diciembre 21, 2009

Campo Grande..

21 de Diciembre de 2009

Si que ha venido el invierno pegando fuerte y sin avisar, nevadas por todos los lados, temperaturas muy bajas y lo de circular con el coche toda una aventura.
Así que estos días no he salido de la ciudad, y aunque estemos a unos -7ºC siempre te apetece salir a que se te hiele un poco el " hocico".. Por eso me he acercado al Campo Grande de Valladolid, que para quien no lo conoce es una parque más o menos grande que se encuentra en el centro de la ciudad.. y donde pueden verse bastantes especies, no ya solo las " domesticadas"
si no tambíen bastantes especies silvestres que encuentran aquí un buen refugio.

Hoy era una mañana para dejarse llevar por las huellas.., que podían verse por los distintos caminos, y buscar rincones bajo la fría lluvia donde ver algún asomo de vida.
Unos cuantos Picogordos posados en los altos de unas ramas desnudas, varias Urracas de un lado para otro, Mirlos a la carrera y Carboneros comunes, Herrerillo común , Petirrojos y algún pequeño Agateador.
Pocos paseantes en esta fría mañana de Diciembre, aunque siempre que la nieve aparece por estos " lares", unos cuantos fotógrafos se acercan al parque en busca de alguna toma interesante.
Es un buen lugar para practicar la fotografía, también el digiscoping, donde hacer probaturas de todo tipo con el equipo, en la pequeña laguna ( hoy parcialmente helada) siempre hay Azulones, Ansares, Anade Rabudo, Porrón Común, Porrón Moñudo, a veces aparece algún Pato colorado o Pato cuchara y hay una buena representación de Ansar indio y Barnacla Cariblanca.
De vez en cuando una Garza Real se deja caer por el estanque, cuando el hambre aprieta, ya que la pesca aquí es relatívamente sencilla.
Un lugar de esparcimiento y de observación, cuando, por los motivos que sean, no puedes salir al campo y sobre todo para que los más jóvenes tomen su primer contacto con las aves.
Sin ir más lejos, yo aquí descubrí mi primer Petirrojo, lo cual me hizo mucha ilusión y a partir de ese momento comenzó mi curiosidad por las aves.
Y la nota exótica la ponen los Pavos Reales que son multitud en el Parque y se reproducen., una maravilla ver las tonalidades de su plumaje, sobre todo cuando despliegan los machos su preciosa cola..
Las huellas de la foto anterior son suyas..
Y nada más reseñable por aquí, que con las bajadas de las temperaturas se ven más Lavanderas Blancas por mi barrio y que esta mañana he contado en la Catedral de Valladolid 42 ejemplares de Cigüeña Blanca posados. Parece ser que a ellas tampoco las apetecía abandonar el refugio de la ciudad.
Antes de acabar, quiero deciros que he inaugurado un nuevo blog que nada tiene que ver con las aves, es una ventana en la que quiero mostrar otro tipo de experiencias y sensaciones, si quereis acercaros lo podeis encontrar en www.laventanadepedro.blogspot.com .
Espero en los próximos días poder acercarme por Villafáfila, ya os contaré.
Nos vemos..







1 Comments:

Blogger Miguel Angel Madrid Gómez said...

Conozco bien ese parque de cuando vivía en Valladolid. en el pasé muchas tardes muy agradables paseando por sus sendas y disfrutando de los patos del estanque y de las ardillas. Una buena alternativa cuando no se puede salir al campo.

Me encanta la foto de las huellas en la nieve.

Saludos y felices fiestas.
Miguel.

12:59 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Contadores