Andanzas por el páramo

miércoles, mayo 27, 2009

Dando una vuelta..

27 de Mayo de 2009

El típico tiempo primaveral de chubascos, tormentas, vientos fuertes y nubes y claros se ha instalado definitívamente por estas tierras y la verdad es de agradecer, ya que parecía que ibamos pasar del invierno diréctamente al verano e instalarse la "globalización" también en matería metereológica.
Aún así ,esta primavera, en comparación con la del año pasado ha llovido poco y las pocas charcas que quedaban del invierno se han ido secando, con lo cual este año las limícolas tan abundantes el año pasado por estas fechas no se han quedado por aquí.
Al menos este macho de Chorlitejo Chico me dejo observarlo durante un buen rato, mientras picoteaba por el suelo.

Los campos de cereal están verdes, aunque con un tamaño escaso para la época en la que estamos, así pues los regadíos van aumentado en número y esparciendo millones de litros de agua por estas tierras,que parecen invadidas por "malas hierbas" de PVC.
Aun pueden verse algunas tierras de secano y algunos "baldíos" donde la vegetación natural y el rojo de las amapolas pugnan por no desaparecer.
En esta imagen de arriba, podeis ver un "trozito" de las tierras por donde me movía al sur de Valladolid.
En los cultivos de regadío andan las Cigüeñas, pillando todo lo que pueden, ya que los pequeños pollos de este año ya asoman en los enormes nidos y tienen trabajo extra para alimentarles, con ellas también andan en la misma tarea las Garzas Reales.
Milano Negro, Aguila Calzada y Busardo Ratonero también se dejaron ver esta mañana, al igual que Abejarucos y Abubillas, Jilgueros, Pardillos y multitud de pajarillos que no paraban un momento,
Decidí acercarme por la zona de Castronuño, para ver como andaba la colonia de cría de Cormorán Grande, ya antes de llegar pude escuchar los gritos de los pollos reclamando alimento.
Unos pollos ya bastante grandes y en gran número, parece ser que la zona goza de la tranquilidad y del alimento suficiente para permitir una buena reproducción.
En esta foto lejana, al otro lado del río podeís ver el tamaño de los pollos y en el video de abajo, como se las gastan con los adultos reclamando comida.
Compartían habitat con Garcillas Bueyeras , Martinetes , Garza Imperial y Cigüeña Blanca
Y nada más interesante dió de sí la mañana.
Nos vemos..

video

lunes, mayo 18, 2009

Curiosos..



18 de Mayo de 2009

Hay que salir al campo.., la primavera está en pleno apogeo, el tiempo acompaña y las aves están muy activas.
El sábado pasado aproveché la mañana para moverme por la zona norte de Valladolid, en Tierra de Campos, sobre todo en los alrededores de los pequeños pueblos ..
El verde es el dominante en los campos castellanos, y a pesar de que debido a la falta de lluvia primaveral, el cereal anda muy escaso, un sinfín de seres vivos pululan por las tierras.
Un disfrute contemplar el elegante planeo de los Aguiluchos Cenizos, en vuelos rasantes y donde la lentitud y el dominio del viento predominan a la hora de afrontar la búsqueda de sus presas. Calandrias y Trigueros ponen la banda sonora, y parejas de Perdices Comunes huyen en carrera corta a unos escasos metros .
El resto de aves de estas zonas escasas, dificil encontrar una Tarabilla o más de una Collalba...
Cuando llegas a uno de estos pequeños pueblos, hay aves curiosas que salen a tu encuentro, es el caso del Mochuelo, que te mira con esos ojazos posado en la típica teja castellana, o en un palomar, o como es el caso del que aparece en esta foto, en unos bidones viejos llenos de piedras.

Se estiraba, se agachaba, giraba la cabeza 180º , a veces desaparecía dentro del bidón unos minutos y luego volvía a aparecer a ver si todavía estaba allí.
Eso sí sin perder de vista lo que por la zona ocurría.., simpáticos estos pequeñajos y siempre agradecidos para el fotógrafo.
También en la mayoría de los pueblos hay un nido de Cigüeña, que te observa desde lo alto del campanario, mientras se atusa las plumas.
Un grupo de Golondrinas Comunes, baja a una pequeña charca a recojer con su pico pedacitos de barro para construir su nido, y sus parientes los chillones Vencejos comunes, vuelan bastante bajo para capturar insectos.
Por su puesto Gorriones Comunes y Molineros son asiduos entre las paredes de adobe y aprovechan cualquier oquedad para construir su nido. Sin olvidarnos de Estorninos Negros y de los curiosos Colirrojos Tizones, que siempre te observan a prudente distancia.
Casi siempre, cualquier pueblo que se precie, tiene su pequeño río o canal , donde el ir y venir de distintos insectos y el croar de las ranas es la nota principal.
Hay algunas aves como el Carricero Tordal que en estos días está con su maratón particular de canto para atraer a las hembras y no duda en salir de la enmarañada vegetación y aprovechar cualquier posadero para hacerse notar más, y ya de paso curiosear también que es lo que se "cuece" fuera de su habitat.
Me estuvo embelesando un buen rato con su canto.., Lavanderas Boyeras y algún Andarrios Chico también se dejaron ver.
Y tuve la fortuna de observar una Tórtola Común bebiendo en la orilla de una charca, fué una de las alegrías de la mañana, ya que por lo menos hacía 3 años que no veía ninguna, se están convirtiendo en una especie muy rara por estos campos, todo lo contrario que la Tórtola Turca que ocupa cualquier tipo de habitat tanto rural como urbano.
Antes de continuar mi camino, las orejas de un conejo que sobresalían entre la hierba llamaron la atención, a los pocos segundos salió a la carrera.
Entre los campos de cereal, las Calandrías se aupaban a pequeños terruños para curiosear también ...
Milanos Negros, Ratoneros, Cernícalos Vulgares y algunos machos de Avutardas se "apuntaron" también al curioseo,, parece ser que esta mañana de Mayo el observador era el observado..
Y así sin más sobresaltos transcurrió una mañana tranquila , disfrutando de las aves cotidianas que forman parte del paisaje de nuestros pueblos y de nuestros recuerdos infantiles.. y que esperemos que continuen muchos años más " curioseando" a su alrededor.
Nos vemos..




miércoles, mayo 06, 2009

Visita del SACRE..

6 de Mayo de 2009

El sábado pasado realicé mi primera visita del Sacre de este año por tierras zamoranas, y ya van 14 años.
Una experiencia muy interesante para poder ver como evolucionan las poblaciones de aves a lo largo de los años y también como van cambiando los paisajes y los pueblos.
Afortunadamente por estos pueblos zamoranos de Villalpando, Quintana del Monte o Cotanes, el dearrollo urbanístico aún no es tan dañino ni desproporcionado como en mi provincia de Valladolid ,donde los pueblos están perdiendo de su identidad y a penas les ves encerrados entre los innumerables adosados..
Amanecí un año más a la salida de Villalpando, donde los Gorriones comunes daban el tono a la mañana, verdes campos de cereal dominaban el paisaje donde este Aguilucho Cenizo aún estaba despertando de la noche pasada.

Con las primeras luces de la mañana, estuve entretenido con esta Lavandera Boyera que me miraba y cantaba constantemente, otras compañeras suyas no andaban muy lejos.
Los Trigueros eran también los protagonistas, cantando sin descanso y en las pocas charcas que aún quedan azulones y fochas deambulaban de aquí para allá. Tambíen descubrí una pareja de Anades Frisos que probablemente crien por allí.

Un par de Crialos a la entrada de uno de los pueblos me sorprendieron, eran los primeros que veía este año y se dejaron fotografiar.
Los pueblos estaban desiertos de humanos a estas horas de la mañana, y sus calles eran ocupadas por multitud de Golondrinas Comunes, Gorriones, en las proximidades de la Iglesia un grupo de alborotadoras Grajillas, acompañaban a una pequeña población de Cernícalos Primillas que posados en su tejado tomaban también el sol.
Una Cigüeña Blanca estaba echada en su nido y unos metros más allá un pequeño Mochuelo en un tejado rodeado de Estorninos se armaba de paciencia.
A la salida del pueblo, en una pequeña charca Aviones comunes y Golondrinas se aprovisonaban de barro para sus nidos, y entraban a toda velocidad por las ventanas desvencijadas de viviendas de adobe abandonadas...
Me despido del pueblo y cojo un camino conocido que me lleva a inmensos campos de cereal..
Un macho de Avutarda solitario, se aleja de mí.. y varias parejas de Perdices Rojas corren a toda velocidad delante del coche.
Algunas charcas que prácticamente todos estos 14 años estaban presentes y en las cuales criaban varias especies, han desaparecido por la voracidad de los agricultores de aumentar sus sembrados..
En las pocas que quedan, Fochas y Azulones se estiran y andan en periodo reproductor.
La mañana transcurriría placentera y llena de buenas observaciones, y al final como siempre me acerqué un rato por Villafáfila, que como más interesante observé un buen grupo de Chorlitos Grises mudando a plumaje nupcial.

Nos vemos..




Contadores